Letras tu revista literaria

domingo, 17 de junio de 2007

Sin ases la baraja


Jugar fuerte, me dices que cambiemos de baraja ahora que la partida no ha hecho más que empezar. Siempre he sido luchador nato y he apostado tantas veces y tan fuerte y otras tantas he perdido en la baraja mis días y mis noches que no encuentro el modo de cambiar de juego, ni de naipes. Es mi mano y seguiré apostando fuerte pero sin faroles pues esto no es una partida de póquer.
Déjame llegar a tu puerto frío
Déjame calentarlo con el viento de mis velas,
Déjame anclar mis días y mis noches en tu amanecer.
Déjame que yo también te lleve en el bolsillo
Donde la realidad se confunde con los sueños y no somos más que dos estrellas que lejanas se sienten y se dan calor.
Déjame encender tu hoguera y calentaré tu tristeza, tu...
Quiero aun en la distancia, estar a tu lado en esas horas en que la señora de la luz eterna, se acerca a tu padre, para llevarlo a un lugar donde no tendrá más sufrimiento, estaré a tu lado en esos días y si tus noches se oscurecen antes no dudes en llamarme, quisiera encender la luz para que brille en tu interior.
Piensa que mi mente está a tu lado en los momentos de oscuridad y luz.
Déjame que te baje el sol, para que llene de luz tu lado oscuro.
Déjame que te abrace en la distancia, será el abrazo más fuerte.
Déjame que sienta tu latido en mi espalda.
Déjame que sienta tu respiración tan cerca que crea que es la mía.
salvador moreno valencia©

1 comentario:

Ester Faride MATAR dijo...

Siempre le aportè a la vida... y brindo por todos los poetas que en su pluma, expresan el juego equitativo - mano a mano- de las pulseadas que se juegan en el dìa a dìa, a la vida misma-