Letras tu revista literaria

viernes, 13 de septiembre de 2013

Cómo duele el desamor


Me dices que deje de escribirte
que no te envíe más emails
ni esemeeses, ni wasats,
y para evitarlo me has bloqueado
de todas estas formas de incomunicación
de hoy.

Me dices que no te declare mi amor
que te deje, que todo se acabó.

Me dices que deje
de enviarte fotos de nuestro pasado
feliz.

Me dices que deje de enviarte fotos
en las que aparecemos
mirándonos
a los ojos
como locos enamorados.

Me dices que deje
de mostrarte cualquier
prueba de aquello que un día fue amor.

Me dices, me dices
que ya no me amas
que todo acabó.

Me dices, me dices,
pero desde hace algún tiempo
no te atreves a mirarme a los ojos.

Me dices, me dices
que aquel amor ya se acabó,
me dices, me dices,
pero sigues sin poder
mirarme a los ojos…

Escrito en la barra de un bar a cierta hora intempestiva de la madrugada mientras una mujer, al fondo, lloraba desconsolada porque su amor, como el mío, también se había ido a la China.


2 comentarios:

Jorge Muzam dijo...

Puedo entenderlo muy bien.
Un abrazo fuerte, estimado Salvador.

Salvador Moreno Valencia dijo...

Es duro, pero real.
Amigo Jorge.
Un abrazo querido Jorge.